lunes, 13 de octubre de 2014

"La campana de cristal", Sylvia Plath

Mi heroína sería yo misma aunque disfrazada. Se llamaría Elaine. Elaine. Conté las letras con los dedos. Esther también tenía seis letras. Parecía un buen presagio.
Esther es una joven universitaria que recibe un premio consistente en vivir unos meses en New York y conocer los entresijos del mundo editorial (publicaciones de cuentos o libros, revistas de moda…).
En esos meses vive una vida regalada, con lujos y atenciones. Pero de entre esas primeras páginas surge Esther con su apabullante y tenaz vida interior. Su vida es una sucesión de tensiones morales, sociales, de imposiciones escritas y no escritas; de tabúes sexuales; de costumbres rurales en un mundo cambiante; de sueños incumplidos; de necesidades vitales apartadas; de anhelos desesperados; de miedo, de mucho miedo por la vida. Cuando acaba su estancia en New York y vuelve e su pueblo caerá sobre ella todo el peso de la realidad cierta o no.

Mis pensamientos...
Según la entrada del libro, es una especie de autobiografía de la autora, la cual se suicidó antes de los 30 años. Con cierta reminiscencia en tono a "El guardián entre el centeno" de J.D. Salinger, fue publicado bajo el seudónimo de Victoria Lucas, reflejando su propia personalidad y remarcando la angustia de su alter ego "Ester Greenwood". 

La novela está narrada en primera persona y en pasado, contando su historia de inadaptación a la sociedad y su enajenación. 
El papel de la mujer en aquella época, la doble moral respecto al sexo: "... los mejores hombres querían ser puros para sus esposas y, aún cuando no lo fueran, querían ser quienes instruyeran a sus esposas acerca del sexo... Yo no podía soportar la idea de que una mujer tuviera que tener una vida pura de soltera y de un hombre pudiera tener una doble vida, un pura y otra no" 
La alteración mental de la protagonista plasmado desde una mirada cínica pero realista, profundizando en su estado emocional y psicológico ..."Me vi a mi misma sentada en la bifurcación de ese árbol de higos, muriéndome de hambre sólo porque no podía decidir cual de los higos escoger. Quería todos y cada uno de ellos, pero elegir uno significaba perder el res, y mientras yo estaba allí sentada, incapaz de decidirme, los higos
empezaron a arrugarse y a tornarse negros y, uno por uno, cayeron al suelo, a mis pies".

Nos muestra la presión social a la que es sometida por ser mujer, su lucha por no ser la mujer que le instaban a ser, por entender que no quería ni matrimonio ni hijos, quería ser independiente... "El problema era que yo detestaba la idea de trabajar para los hombres de cualquier forma que fuera. Quería dictar mis propias emocionantes cartas.. "
Me ha parecido una pequeña joya, en su momento tuvo que ser bastante polémica ya que trata diversos temas tabús en aquella época, como la libertad sexual, los trastornos mentales, la homosexualidad. Es una novela dura, ver como va desarrollando la enfermedad, dificil a ratos por las cosas que piensa, con un fondo triste. 

Si quieres saber algo más de la autora

No hay comentarios:

Publicar un comentario